HISTORIAS Y TESTIMONIOS...

de cronistas parlamentarios y fotógrafos, de distintas épocas, como Marcelo Curuchaga, Juan Carlos Terry, Victor Gil, Mario García, Antonio" Chiche" Guillén, Marcelo Ortale, Omar Panelo, Roberto García Llerena, Guillermo Bardón, Hugo Volpi, Omar Manchiola, Ricardo Salas, Marcelo Cametho, Eduardo Finocchi y otros... .


Palco de Periodistas de la HCD 'Manuel Vega Segovia'

Que el 7 de junio de 1984, se dispuso poner el nombre del reconocido periodista Manuel Vega Segovia, a la Sala de periodistas de la Cámara de Diputados que se encuentra detrás de los dos primeros palcos de la primer bandeja del recinto de sesiones.
Manuel V. Segovia, fué  presidente del Circulo de Periodistas de la provincia de Buenos Aires, durante el período de 1953 a 1955, periodista de diario El Día de La Plata, y anteriormente dirigió por varios años la famosa revista "Cabrionera" parte de la historia de los principales diarios platenses, la misma llegó a tener una importante influencia política en los más diversos medios locales.
Aquel cenáculo periodístico alcanzó significativos perfiles, como exponente de crítica social y política. Comenzó a publicarse en 1893 y fue  precursora, por su formato, del moderno diario tabloide, y que se llamó “La Cabrionera”. Esta fue una publicación amena, chispeante, que se ocupaba todo lo que interesaba a los habitantes de  la ciudad de La Plata.
M. Vega Segovia con Einstein cuando visitó La Plata
M. Vega Segovia con Einstein cuando visitó La Plata el  2 de Abril de 1925.
Breve reseña. El 2 de abril de 1925, Albet Einstein llegó al Rectorado de la UNLP en un Ford T, acompañado por el rector de la UBA, José Arce. En la puerta los recibió Benito Nazar Anchorena, el entonces presidente de la Universidad de La Plata. El físico alemán llegaba a la ciudad para participar de la apertura de cursos universitarios en el colegio Nacional Rafael Hernández.
Durante la mañana, hubo una recorrida por los salones del Rectorado y una reunión en el despacho privado del Presidente. Luego, junto con una comitiva de unas cincuenta personas, compartieron un almuerzo en el viejo Jockey Club.
Tras el almuerzo, los anfitriones llevaron a Einstein a conocer el Museo de Ciencias Naturales y el Observatorio Astronómico, en pleno corazón del bosque platense.
Allí, el físico alemán quedó maravillado por la imponente arquitectura de los edificios universitarios. Aún mayor fue su sorpresa al recorrer las diferentes salas del Museo y conocer de cerca cada una de sus colecciones.
De allí, y acompañado por Nazar Anchorena, Einstein caminó hasta el Colegio Nacional donde lo esperaba una salón de actos repleto. Para sorpresa de muchos, durante la ceremonia oficial, el genio científico no dijo una palabra, y sólo se limitó a escuchar los discursos de las autoridades de la UNLP. Cerca de las 18.30, un auto le llevó de regreso a Buenos Aires, donde estaba alojado.

This entry was posted by H. Càmara de Diputados Pcia.de Bs.As. . Bookmark the permalink .